Duelo

“No hay noche, por larga que sea, que no encuentre el día”.

W. Shakespeare

¿Qué es?

Si estás en duelo y estás leyendo esto, lo primero que queremos decirte es que sentimos mucho tu pérdida.
El equipo de psicólogos especialistaas en procesos de duelo esperamos poder ayudarte y acompañarte este momento tan difícil y doloroso.
El duelo es dolor. Sientes un dolor desgarrador por una pérdida muy importante en tu vida.
La muerte de un ser querido es uno de los posibles duelos. La muerte de alguien importante en nuestra vida, puede ser previsible o traumática (accidente, enfermedad, suicidio, natural, etc.), pero siempre duele.
El duelo también lo puede provocar la pérdida de un puesto de trabajo, el cambio de domicilio país de residencia, un aborto espontáneo o cualquier cambio involuntario o forzoso importante en tu vida.
El duelo es como una herida abierta que necesita cicatrizarse. Es decir, el duelo es un proceso de cura, donde finalmente queda una cicatriz con la que podrás seguir viviendo.

¿Esto es lo que me pasa?

Seguramente no tienes ninguna duda de que tu pérdida te hace sufrir un proceso de duelo. No tienes dudas de que esta pérdida es un duelo en toda regla.

Veamos ahora alguna de las muchas emociones y pensamientos que como psicólogos de terapia breve sabemos que puedes:

Dolor, dolor y dolor. Desesperanza. Tristeza profunda.

El tiempo se ha detenido.

Aparecen preguntas en tu mente: ¿y si yo hubiera…? ¿habrá sufrido? ¿Por qué? ¿se podría haber evitado?

Necesitas compartir tu dolor. Necesitas que te acompañen y te sostengan. Necesitas miradas compasivas, palabras de cariño, respetuosos silencios, … También necesitas recogimiento y aislamiento.

Hay momentos de tristeza, pero también ataca la rabia, el enfado, la ira, …

Todo es intenso y doloroso.

¿Cómo te ayudaremos?

La terapia breve estratégica te ayudará a limpiar esa herida, para que no se infecte y pueda cerrarse bien.

Mientras la herida está en carne viva duele muchísimo.

Quedará una cicatriz, sí.

Nada volverá a ser igual, cierto.

Pero podrás continuar adelante.

La cicatriz será una piel sensible, que deberás cuidar y proteger el resto de tu vida, para seguir viviendo.

Podemos vivir con nuestras cicatrices curadas, no con heridas abiertas.

 

Te acompañaremos en este proceso de cura, seremos tu apoyo emocional.

Te enseñaremos a ser tu mejor “enfermero”.

La media de sesiones de terapia breve estratégica en los procesos de duelo es de 15 en el 83% de los casos.

Las sesiones son quincenales y de una hora de duración.

Una vez finalizada la terapia, hacemos un seguimiento sin coste alguno de tres sesiones breves al cabo de 3, 6 y 12 meses después del alta, es nuestra garantía de consolidación de los resultados a largo plazo.

1

En la primera
sesión

nos explicas cuál es tu problema y te indicamos cómo será tu terapia y la duración aproximada (la media está entre 4 y 8 sesiones quincenales).

2

Las sesiones son de una hora

de duración, en cada una te damos unas pautas terapéuticas concretas que tienes que hacer hasta la siguiente visita. Serán tus nuevas herramientas para resolver tu problema de forma más fácil de lo que imaginas.

3

Una vez finalizada la terapia

hacemos un seguimiento sin coste alguno al cabo de 3, 6 y 12 meses, para comprobar que no ha habido recaídas. Es nuestra garantía de consolidación de resultados a largo plazo.

1

En la primera sesión

nos explicas cuál es tu problema y te indicamos cómo será tu terapia y la duración aproximada (la media está entre 4 y  8 sesiones quincenales).

2

Sesiones de una hora

en cada una te damos unas pautas terapéuticas concretas que tienes que hacer hasta la siguiente visita. Serán tus nuevas herramientas para resolver tu problema de forma más fácil de lo que imaginas.

3

Una vez finalizada la terapia

hacemos un seguimiento sin coste 
alguno al cabo de 3, 6 y 12 meses, para comprobar que no ha habido recaídas. Es nuestra garantía de consolidación de resultados a largo plazo.

Te ayudaremos a resolver tu problema en el menor tiempo posible. La solución está más cerca de lo que piensas.