Procesos de separación

“No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”.

Charles Darwin

Tipos de problemas

La separación de una pareja no debería entenderse como un problema. De hecho, es la solución a una situación que al menos para alguien no es satisfactoria.

Pero en muchas ocasiones, especialmente si hay hijos, es recomendable que pidáis asesoramiento a un psicólogo familiar precisamente para hacerlo bien, porque hacerlo mal es muy fácil.

Tipos de problemas

Si tenéis hijos, probablemente, lo que más os preocupe sea su bienestar y minimizar el impacto que esta separación pueda tener.

Si el proceso de separación se hace bien, no ha de ser traumático para los hijos. Lo traumático es que los padres se lleven mal o sean un nefasto modelo de pareja. Vivir en un ambiente tóxico sí que es traumático, por lo tanto, si habéis tomado la decisión de separaos, eso es lo que ha de ser y estará bien para vuestros hijos.

Separarse no es fácil. Así que pedir ayuda a un psicólogo especialista en terapia de pareja que ya ha acompañado en muchos procesos de divorcio es tener la ventaja de la experiencia, ya que seguramente para vosotros sea la primera vez.

¿Cómo os ayudaremos?

Lo primero será asegurar que cada uno de vosotros esté razonablemente bien individualmente a nivel emocional para sostener el proceso.

A través de la terapia de pareja os ayudaremos a gestionar algunas de las emociones que en estos momentos os lo pueden poner más difícil: la rabia, la tristeza, la decepción, la ira, la frustración, …

Vuestro psicólogo especialista en terapia de pareja os dará indicaciones de cuáles son las mejores opciones de guarda y custodia para vuestro caso en función de muchas variables como edad de los hijos, lugares de residencia, trabajos y horarios, red familiar y social, etc. A priori, la custodia compartida es la opción que recomendamos siempre que se pueda, ya que entendemos que los hijos necesitan tanto al padre como a la madre

Os daremos pautas de cómo comunicar la decisión a los hijos y si es necesario, los pasos concretos para hacer efectiva la separación física desde el primer momento.

Os acompañaremos intensivamente en un primer periodo de la separación y espaciaremos las sesiones en función de las necesidades, hasta que demos por finalizado todo el proceso y vuestro psicólogo de terapia de pareja os haga el seguimiento, sin coste alguno de tres sesiones breves al cabo de 3, 6 y 12 meses después del alta, es nuestra garantía de consolidación de los resultados a largo plazo.

La media de sesiones de terapia breve estratégica para los procesos de separación es de 4 sesiones en el 96% de los casos.

1

En la primera
sesión

nos explicas cuál es tu problema y te indicamos cómo será tu terapia y la duración aproximada (la media está entre 4 y 8 sesiones quincenales).

2

Las sesiones son de una hora

de duración, en cada una te damos unas pautas terapéuticas concretas que tienes que hacer hasta la siguiente visita. Serán tus nuevas herramientas para resolver tu problema de forma más fácil de lo que imaginas.

3

Una vez finalizada la terapia

hacemos un seguimiento sin coste alguno al cabo de 3, 6 y 12 meses, para comprobar que no ha habido recaídas. Es nuestra garantía de consolidación de resultados a largo plazo.

1

En la primera sesión

nos explicas cuál es tu problema y te indicamos cómo será tu terapia y la duración aproximada (la media está entre 4 y  8 sesiones quincenales).

2

Sesiones de una hora

en cada una te damos unas pautas terapéuticas concretas que tienes que hacer hasta la siguiente visita. Serán tus nuevas herramientas para resolver tu problema de forma más fácil de lo que imaginas.

3

Una vez finalizada la terapia

hacemos un seguimiento sin coste
alguno al cabo de 3, 6 y 12 meses, para comprobar que no ha habido recaídas. Es nuestra garantía de consolidación de resultados a largo plazo.

Te ayudaremos a resolver tu problema en el menor tiempo posible. La solución está más cerca de lo que piensas.