Hipocondría

“Son injustamente llamados imaginarios aquellos males que, sin embargo, son incluso demasiado reales, dado que proceden de nuestra mente, único regulador de nuestro equilibrio y de nuestra salud”.

Emil Cioran

¿Qué es?

La hipocondría es la preocupación y miedo a tener una enfermedad grave.

De hecho, vives prácticamente convencido de padecer una enfermedad a partir de tu interpretación de los síntomas.
También puedes pensar que estás sano, pero, precisamente, el miedo a sufrir una enfermedad condiciona tu vida y haces lo imposible para intentar no contagiarte.

Buscas información para estar más mejor, puedes ir al médico/s constantemente y hacerte exploraciones o incluso pruebas, pero, aunque los resultados sean negativos, no te quedas tranquilo.
También puede ser que evites toda información e ir al médico precisamente por miedo al diagnóstico.

Intentas controlar tus síntomas, estás atento a cómo evolucionan, pero nada de eso disminuye tu temor.

A tu alrededor, probablemente todos intentan tranquilizarte y convencerte de que no estás enfermo, pero no sirve de nada, tu sufrimiento sigue y aumenta.

¿Esto es lo que me pasa?

Sientes los síntomas físicos que están relacionados directamente con lo que te preocupa (enfermedades del corazón, cáncer, covid19, ictus, VIH, esclerosis múltiple, enfermedades raras, etc.).

Si tu preocupación es el corazón: Evitas hacer esfuerzos físicos para no alterar tus pulsaciones, te tomas la tensión, te has hecho electrocardiogramas, pruebas de esfuerzo, etc.

Si temes contagiarte de algo: Evitas el contacto para no infectarte. Tal vez, ya no salgas de casa.

Respecto a los fármacos, puedes auto medicarte y estudiar los prospectos o, todo lo contrario, evitas cualquier medicina, para no sufrir los posibles efectos adversos.

Buscas síntomas como bultos, fiebre, frecuencia cardíaca, tensión arterial, o cualquier signo preocupante como: sensaciones corporales, comprobaciones de la musculatura, huesos, etc.

Es como si te estuvieses “escaneando” constantemente para detectar posibles síntomas. Cualquier cosa que encuentras te genera aprensión, dudas y miedos.

La ansiedad es la manera física en la que el miedo se muestra. Por lo tanto, estos miedos te provocan síntomas como diarrea, flatulencias, dolores,contracturas, palpitaciones, etc. que a su vez aumentan tu miedo y ansiedad.

¿Cómo te ayudaremos?

Te acompañaremos en el aprendizaje de la gestión de estos miedos. Tu psicólogo especialista en ansiedad te dará herramientas que al ir utilizándolas.

Aprenderás a manejar la preocupación/obsesión/pánico por tu salud.

Podrás cuidar definitivamente tu salud, irás al médico y te harás pruebas cuando lo necesites.

Aprenderás a percibir objetivamente los síntomas y sensaciones físicas para que puedas valorarlas correctamente.

Podrás cuidar definitivamente tu salud, irás al médico y te harás pruebas cuando lo necesites. Es decir, encontrarás un equilibrio saludable, ya dejarás de ir constantemente, e irás cuando debas.

Además, dejarás de sentir la necesidad de buscar información. Conseguirás no estar pensando todo el día en esto y dejarás de hablar con las personas de tu confianza una y otra vez de lo mismo.

Tú serás tu mejor médico, al conocer cómo funciona tu cuerpo y tu mente.

1

En la primera
sesión

nos explicas cuál es tu problema y te indicamos cómo será tu terapia y la duración aproximada (la media está entre 4 y 8 sesiones quincenales).

2

Las sesiones son de una hora

de duración, en cada una te damos unas pautas terapéuticas concretas que tienes que hacer hasta la siguiente visita. Serán tus nuevas herramientas para resolver tu problema de forma más fácil de lo que imaginas.

3

Una vez finalizada la terapia

hacemos un seguimiento sin coste alguno al cabo de 3, 6 y 12 meses, para comprobar que no ha habido recaídas. Es nuestra garantía de consolidación de resultados a largo plazo.

1

En la primera sesión

nos explicas cuál es tu problema y te indicamos cómo será tu terapia y la duración aproximada (la media está entre 4 y  8 sesiones quincenales).

2

Sesiones de una hora

en cada una te damos unas pautas terapéuticas concretas que tienes que hacer hasta la siguiente visita. Serán tus nuevas herramientas para resolver tu problema de forma más fácil de lo que imaginas.

3

Una vez finalizada la terapia

hacemos un seguimiento sin coste
alguno al cabo de 3, 6 y 12 meses, para comprobar que no ha habido recaídas. Es nuestra garantía de consolidación de resultados a largo plazo.

Te ayudaremos a resolver este problema en el menor tiempo posible. La solución está más cerca de lo que piensas.