Ansiedad

“No afrontamos las adversidades porque sean difíciles, sino que son difíciles porque no las afrontamos”.

Séneca

¿Qué es?

La ansiedad es la manera en la que sufrimos el miedo.
El miedo es la emoción y la ansiedad es lo que sentimos físicamente.
El miedo forma parte de las diferentes emociones que podemos tener desde que nacemos, por lo tanto, tu hijo ha tenido, tiene y tendrá miedo.
No deberíamos pensar que esto es algo negativo. Aunque sea una emoción “desagradable”, nos salva la vida. Así que has de pensar que está bien que tu hijo tenga miedo a que le atropelle un coche cuando cruza la calle, porque así mirará antes de hacerlo. Ese miedo es funcional, está bien, es el que nos hace prudentes.
Pero si tu hijo tiene demasiado miedo a algo en concreto, o a muchas cosas, su estado de ansiedad puede hacerle sufrir excesiva e innecesariamente. El miedo puede condicionar su vida porque le impida hacer cosas que otros niños de su edad sí que se sienten capaces de hacer y tu hijo no.

¿Esto es lo que le pasa a mi hijo?

Tu hijo puede sufrir ansiedad ante situaciones que le resultan difíciles, por ejemplo:

  • Hacer un examen.
  • Jugar un partido con su equipo.
  • Hablar en público.
  • Participar en una competición deportiva.
  • Hacer una audición de música.
  • Ir de colonias.
  • Ser el centro de atención.

Su ansiedad puede expresarse en forma de:

  • Insomnio
  • Retrocesos en su evolución: control de esfínteres, chuparse el dedo, no querer dormir sólo o a oscuras, etc.
  • Estar más irascibles.
  • Dolores de cabeza.
  • Pesadillas habitualmente.
  • Evitar alguna actividad habitual.

Si es así, necesita un psicólogo infantil especializado en terapia breve estratégica.

child-1447016_1920

¿Cómo te ayudaremos?

Haremos una terapia indirecta. Es decir, aunque el problema sea con vuestro hijo, asistiréis a las sesiones los padres y os daremos pautas concretas para poder resolver el problema.

Si vuestro hijo es adolescente, y él tiene interés por ser ayudado por un psicólogo especialista en adolescentes entonces le veremos a él directamente. Si no haremos la terapia indirecta.

A veces, los niños son muy conscientes de su mal estar y lo expresan, otras no. En ese caso os ayudaremos a concretar cuál es el motivo por el que el niño sufre esa ansiedad.

Se trata de que tu hijo sepa lo que le pasa y que hacer para no sufrir esa ansiedad.

Le daremos herramientas para que pueda minimizar y gestionar su ansiedad para que

pueda hacer su vida sin estar condicionado por ella.

Ayúdanos a ayudar a tu hijo, porque superar la ansiedad es crecer, responsabilizarse, sentirse seguro y capaz.

La media de sesiones de terapia breve estratégica para la ansiedad en niños y adolescentes es de 7 sesiones en el 94% de los casos.

Las sesiones son quincenales y de una hora de duración.

Una vez finalizada la terapia breve, el psicólogo infantil hará un seguimiento sin coste alguno de tres sesiones breves al cabo de 3, 6 y 12 meses después del alta, es nuestra garantía de consolidación de los resultados a largo plazo.

1

En la primera
sesión

nos explicas cuál es tu problema y te indicamos cómo será tu terapia y la duración aproximada (la media está entre 4 y 8 sesiones quincenales).

2

Las sesiones son de una hora

de duración, en cada una te damos unas pautas terapéuticas concretas que tienes que hacer hasta la siguiente visita. Serán tus nuevas herramientas para resolver tu problema de forma más fácil de lo que imaginas.

3

Una vez finalizada la terapia

hacemos un seguimiento sin coste alguno al cabo de 3, 6 y 12 meses, para comprobar que no ha habido recaídas. Es nuestra garantía de consolidación de resultados a largo plazo.

1

En la primera sesión

nos explicas cuál es tu problema y te indicamos cómo será tu terapia y la duración aproximada (la media está entre 4 y  8 sesiones quincenales).

2

Sesiones de una hora

en cada una te damos unas pautas terapéuticas concretas que tienes que hacer hasta la siguiente visita. Serán tus nuevas herramientas para resolver tu problema de forma más fácil de lo que imaginas.

3

Una vez finalizada la terapia

hacemos un seguimiento sin coste
alguno al cabo de 3, 6 y 12 meses, para comprobar que no ha habido recaídas. Es nuestra garantía de consolidación de resultados a largo plazo.

Te ayudaremos a resolver tu problema en el menor tiempo posible. La solución está más cerca de lo que piensas.